Masaje con Conchas Marinas

El masaje de  conchas de mar se consideran como una terapia dentro de los masajes   complementarios relajantes antiestres. Su procedencia es de Asia. Las conchas contienen iones de calcio que proporciona una sensación de sanación y bienestar general. Al ser calentadas su efecto se incrementa.

Beneficios:
Relajación muscular.
Disminución de contracturas.
Calmante y estimulador del flujo energético.
Aumento de riego sanguíneo en zona tratada.
Relajación sensorial.
El efecto relajante muscular se produce gracias a las fricciones suaves, largas y envolventes que se realizan con las caracolas. Tiene un efecto sedante sobre el sistema nervioso, debido a las presiones y descompresiones producidas sobre el cuerpo del receptor y a los movimientos suaves y precisos con las conchas y caracolas.
Técnica:
El método consiste en poner las conchas (previamente calentadas)  sobre los puntos energéticos, como el esternón, el abdomen, palmas de las manos, orejas, etc., mientras el especialista  realiza una sesión de masajes.
Cabe aclarar que cada especialista utiliza su toque personal, siempre siguiendo la línea de los centros energéticos, podrá variar la trayectoria de las posiciones, masajes etc.

Se realizan con dos clases
de conchas:
Conchas de peregrino o jacobeas: Con  forma de abanico y una parte ligeramente abovedada..
Conchas tigre: Superficie lisa.

Al paciente se realiza previamente un suave masaje corporal, así facilitando la relajación y desconexión con el exterior. A continuación el paciente escucha el sonido marino sosteniendo las conchas en ambos oídos. Se realizan movimientos por la columna vertebral con la parte cerrada de las conchas tigre, presionando muy suavemente desde el cuello hasta la zona del trapecio. Seguidamente el  profesional efectúa un ligero masaje en las manos del paciente y se dejan las conchas en las palmas por unos instantes.
Las demás conchas se posan sobre el ombligo y el esternón y se continua masajeando al paciente hasta su total relajación.

En definitiva es el complemento a un masaje muy  relajante, efectivo y deja una agradable sensación de bienestar por todo su cuerpo. Sus beneficios son múltiples y se puede realizar en personas mayores y niños.

 Observaciones:
Las terapias alternativas en ningún caso sustituyen a la medicina convencional. Si está en tratamiento famacológico por prescripción médica, debe de informar a su especialista sobre el interés de realizar terapias alternativas. La decisión voluntaria de utilizar otras terapias estando bajo tratamiento médico puede dar el efecto contrario al deseado.
Siempre ha de consultar con su especialista si padece alguna patología cutánea antes de realizar cualquier masaje y con su obstetra si está embarazada.
*Con la colaboración y supervisión del Sr. Alejandro Dalmau Peñeira (fisioterapeuta)