Pranayam Básico (respiración larga y completa)

Pranayam (en sánscrito: प्राणायाम ) palabra que significa "extensión del prana o aliento" o más exactamente, "la extensión de la fuerza de la vida" (energía básica que anima todas las formas de vida). Es el proceso de captación, acumulación y control consciente de las energías vitales en nuestro cuerpo. Es el nexo de unión entre el cuerpo y el alma.
El prana se encuentra donde hay vida. El prana no es la conciencia o espíritu, sino simplemente una forma de energía, usada por nuestro ser más profundo en sus manifestaciones materiales.
Entre las diferentes técnicas de respiración  que se practican, hay una que integra los tres modos de respirar (abdominal, costal y clavicular) en único movimiento, amplio y rítmico. Se trata de la respiración completa o profunda que será en la que nos centraremos en esta entrada. Consiste en un proceso uniforme, continuo y completo en toda la cavidad torácica, desde el diafragma hasta el punto más elevado del pecho, en la región clavicular.   

Beneficios:
*Incrementa la fuente de oxigeno en el cuerpo, lo cual  promueve la curación y relaja.
 *Previene y disminuye el crecimiento de toxinas en los pulmones. 
*Estimula la producción de endorfinas, químicos del cerebro, y combate la depresión. 
*Expande la capacidad de los pulmones, lo cual constituye concentración, paciencia, flexibilidad y resistencia. Esto también incrementa la secreción de la glándula pituitaria, la cual desarrolla la intuición. 
*Bombea el fluido de la espina dorsal al cerebro, lo cual incrementa la energía.Fortalece el aura, el cual reduce inseguridad y disminuye los miedos. 
*Tiene control sobre las emociones negativas, las cuales ayudan a romper con los malos hábitos y viejas pautas.    
Quizás lo más esencial es que desarrolla una mente equilibrada al incrementarse la fuerza vital y sus influencia en los centros cerebrales.

Desarrolla la capacidad mental para la concentración y la interiorización de la conciencia, preparando a la meditación más interna y profunda.

Las técnicas se clasifican en difrerentes grupos:
1.Tranquilizantes (p.e. Bhramari, Ujjayi, Vayu)
2.Vitalizantes (p.e. Bhastrika, Kapalabhati, Surya Bheda)
3.Equilibrantes (p.e. Nadi Sodhana, Samavritti)
4.Refrescantes (p.e. Shitali, Sitkari, Kaki)
5. Respiración bipolar o alternada (Sukha Pranayama), que sirve para equilibrar e igualar la corriente pránica que pasa por ambas fosas nasales. 
Técnica y desarrollo:
Toma una postura cómoda sin presiones y relajado. Lleva tu atención al flujo de tu respiración, y respira  solamente por la nariz. Después de un par de minutos, empieza a conscientemente respirar con más lentitud. Para  hacer la respiración profunda y prolongada uno primero llenará la cavidad abdominal inhalando el aire hacia abajo, y después presionando el aire de forma consciente hacia las áreas inferiores. El arquearse ligeramente hacia delante apoyando las palmas en las rodillas, después estirando los brazos y presionando las palmas en las rodillas hacia el inferior del cuerpo, hará que la cavidad del pecho se abra, para que así no sólo puedas mantener la presión en la parte inferior de los pulmones sino que también puedas sentir los pulmones y el pecho llenándose y, finalmente, por la ligera inclinación hacia delante de la columna la parte superior de los pulmones también se llenarán, todo esto sin la necesidad de abrir las costillas o levantar los hombros.
Una vez que los pulmones se han llenado, mantén el aire ligeramente durante un momento y presiona los hombros hacia detrás y expande el pecho hacia delante para poder sentir la longitud completa y la presión en el diafragma pueda ser sentida. Después contrae el diafragma entero partiendo desde la parte superior del pecho al abdomen, para que de esta manera se expulse el aire.

Respirando de esta manera varias veces a través de las fosas nasales, el flujo de la energía de conciencia (la sensación de prana) a través del diafragma puede ser sentida desde el presionar hacia abajo y la distensión del aire hacia las regiones inferiores de los pulmones, donde circula la mayoría de la sangre. Llenando hacia arriba en las áreas del pecho desde atrás hacia delante y hacia la parte superior de los pulmones. 
La presión en los pulmones en todas sus áreas también genera energía en todas las terminaciones nerviosas, afectando al cuerpo entero tanto por la respiración como por la presión en los nervios. La concentración en los músculos del abdomen, pecho y áreas de los hombros, hace que la respiración empiece a disminuir, a medida que se siente el natural movimiento del diafragma.

Recuerda que nadie nace enseñado. Si te desconcentras  y pierdes el ritmo no pasa absolutamente nada. Se paciente, y con tranquilidad  lo vuelves a intentar. Todos hemos tenido que aprender. Cuando logres realizar la técnica bien, sentirás en todo tu cuerpo los beneficios.
 
“Como los radios de una rueda se ajustan en el eje, así todo se halla ajustado a este aliento vital. La vida se mueve al compás del aliento vital..” B.K.S. Iyengar .

Con la colaboración y supervisión:
Sr. Jaume Abós (maestro de bhakti Yoga, Hatha yoga, Gnana yoga y Tai-chi).